Cintas magnéticas: Lo que debes saber

Hoy en día casi cualquier persona cuenta con algún aparato tecnológico o dispositivo avanzado que cuenta con almacenamiento digital, por lo que es algo que muchas personas conocen, pero no todos conocen que es lo que hace posible ese proceso. Por eso en este artículo nos vamos a enfocar en las cintas magnéticas, y lo que estas útiles herramientas logran llevar a cabo gracias a su importante función.

cintas magneticas

Definición de las cintas magnéticas

Las cintas magnéticas se pueden definir básicamente como una especie de dispositivos que se encargan de almacenar y guardar información en formatos digitales o, son capaces de soportarlos al grabarlos en sus pistas, las cuales se encuentran sobre una banda de plástico elaborada con un material magnetizado, y estas tienen a ser de algún cromato u óxido de hierro.

El tipo de archivos y la cantidad de información que puede ser almacenada dentro de estas cintas magnéticas pueden variar bastante dependiendo en gran parte del tipo de cinta magnética que se use y el año del modelo. Sin embargo, hay que aclarar que la mayoría de estas tienen la capacidad de reproducir múltiples tipos de archivos como documentos, videos, audios y muchos más formatos básicos.

cintas magneticas

Partiendo desde el punto anterior en donde mencionamos que existe una gran y variada cantidad de cintas magnéticas, están destacan porque cada una de las mismas cuenta con sus propias medidas físicas, las cuales se determinan por los materiales químicos que se usan para su elaboración, además del procedimiento que este sigue para lograr grabar los datos que se almacenan, pudiendo llegar en ciertas ocasiones a especializarse en algún tipo de archivo específico.

La importancia de las cintas magnéticas

Desde siempre cualquier tipo de dispositivo creado bajo un sistema informático ha tenido la necesidad de almacenar una buena cantidad de datos importantes, y esto data desde el inicio de la tecnología hasta la época actual en la que vivimos hoy en día, donde todo es más y más innovador cada día.

Mientras avanza el tiempo la cantidad de datos para almacenar es casi masiva para un solo dispositivo, aun cuando todos los elementos digitalizados pueden llevar a estar comprimidos al máximo y convertirlos en archivos muy ligeros, lo cierto es que cada vez vamos a necesitar más y más espacio, y eso es algo que sucede desde muchos años atrás.

Es por eso razón que se diseñaron las cintas magnéticas, las cuales funcionan como un respaldo para todos los archivos y luego realizan un proceso de información secuencial.

cintas magneticas

Estas cintas magnéticas generan una especie de nóminas, las cuales son organizadas en formatos públicos y privados. Esto se encuentra alojado dentro de las cintas magnéticas, para ser más específicos dentro de un área denominada “Cintoteca”.

Diversidad en los nombres

Lo más probable es que casi todas las personas hayan escuchado por lo menos una vez en su vida acerca de las cintas magnéticas, pero aun así no las hayan logrado reconocer debido a la enorme cantidad de nombres y tipos de cintas magnéticas que hay. Para esto se puede mencionar a las cintas magnéticas especiales para lograr almacenar audios, debido a que estas cambian su nombre según el equipo que las esté usando y el tipo de archivo sonoro que manejan:

Cinta de bobina abierta: Tal cual como se detalló previamente estas son cintas magnéticas dedicadas a grabar datos, en este caso, específicamente los archivos de sonido generados por los “Magnetófonos”.

Casete: casete es el nombre que se les da a todas aquellas cintas magnéticas o conjunto de estas que son usadas encima de una plenita (en inglés Walkman). Estos casetes se encuentran disponibles en varios tipos, debido a que algunos son capaces de grabar audio, otros son para grabar videos e inclusive documentos.

Cartucho: se puede hacer una mención especial a los cartuchos, los cuales son otro tipo de tecnología que está basada en las cintas magnéticas dedicadas también a guardar mucha información en su interior.

Avance actual y mayor descubrimiento

Es normal que muchas personas que no posean conocimiento alguno acerca de estas cintas, tienda a pensar que debido al gran recorrido que ya tienen y el tiempo que ha pasado desde que comenzaron a utilizarse, estás cintas magnéticas ya se encuentren descontinuadas y no puedan competir con las tecnologías avanzadas que tener hoy en día.

Sin embargo, lo cierto es que pensar eso es un error, debido a que hasta la fecha se continúan utilizando las cintas magnéticas, más de lo que la gente piensa, y el único cambio que han experimentado es una mejoría en cuanto a las capacidades que poseen, además de algunos cambios en sus componentes.

El avance más grande que ha surgido en este ámbito se descubrió hace no mucho tiempo por la famosa empresa japonesa de SONY, ubicada en Nihonbashi, en la ciudad de Tokio, la cual es la responsable de ser la creadora de la mayor tecnología lo que respecta a cintas magnéticas.

Sony fue la compañía responsable de un proyecto en donde han creado una tecnología nueva, la cual permitirá a los usuarios almacenar datos hasta un total de 185 TB, algo realmente impresionante, y todos los elementos almacenados se guardaran en una cinta magnética.

Esta tecnología recientemente creada es gracias a que SONY uso un tipo de tecnología de formación de película delgada de vacío denominada deposición catódica. Lo cual se trata de un proceso donde los iones se disparan en un sustrato de película de polímero, y crea capas de partículas de cristal magnético.

Además, SONY ha dicho que esto viene a representar la densidad de grabación más alta para un medio hasta la fecha, donde se pueden comenzar a crear cartuchos de cinta que pueden soportar esta cantidad de datos. Esto, en comparación con lo que actualmente usa el LTO – 6 (Linear Tape -open) que tiene una densidad de 2 gigabits por pulgada cuadrada, y hace un equivalente a solamente 2,5 TB por cartucho.

Ventajas y desventajas de las cintas magnéticas

Como era de esperar de una tecnología que ha podido ser de utilidad de diferentes campos, esta tiene sus propios puntos fuertes por lo que puede destacar, y al mismo tiempo, en algunos casos no es la mejor de las alternativas.

Hacer uso de una cinta magnética nos proporciona ciertas ventajas y a la vez puede ser una mala idea, pues dependerá de la situación y las otras herramientas que tengamos disponibles. De igual forma a continuación vamos a presentar una lista rápida donde se detallan las ventajas y las desventajas que nos podemos encontrar cuando usamos una cinta magnética en los dispositivos.

Las ventajas

Como ya dijimos, usar las cintas magnéticas puede brindarnos algunas ventajas por encima de otras alternativas en el mercado. Estas son las siguientes:

Alta densidad de datos

Estas cintas magnéticas tienen la capacidad principal de almacenar una gran cantidad de datos. Tenemos el caso de los carretes comunes, los cuales cuentan con una cinta sencilla de aproximadamente 10 pulgadas de diámetro, y una longitud promedio de 2400 pies.

De esta forma dependiendo de las distintas unidades que use la cinta magnética esta va a ser capaz de grabar un promedio de más o menos 800, 1600 y hasta 6250 caracteres por pulgada según la unidad que se esté utilizando.

Aun cuando el punto anterior nos da un número promedio exorbitante, también es necesario mencionar que en verdad eso no es nada si lo vamos a comparar con las cintas magnéticas más actuales.

Un ejemplo de estas pueden ser las cintas comunes dedicadas a guardar información de manera empresarial que hay en el mercado, las cuales pueden llegar a medir hasta 28.200 pulgadas, es decir, alrededor de unos 732 metros, de esta manera la capacidad de la cinta va a ser alrededor de 180 millones de caracteres de 180 MB, lo que nos da un número de información prácticamente inagotable si consideramos que un documento normal del 10.000 caracteres pesa normalmente entre 1 y 5mb.

Bajo costo

Aparte de lo útil que pueden resultar estas cintas magnéticas, uno de los puntos más importantes a destacar es que la preparación de una de estas cintas resulta bastante económica. Esto favorece a que su distribución puede ser realizada a un precio bajo y razonable, lo que hará que puedan ser usadas en distintos dispositivos.

Normalmente el tipo de carrete que es vendido en las tiendas de electrónica e informática es el de 10 pulgadas, las cuales poseen un costo promedio de entre los 10 y los 20 dólares. Los mismos son bastante pequeños, pues para el caso de los carretes compactados estos pueden tener un peso menor de 1,5 kg.

Por otro lado, si nos enfocamos en las cintas magnéticas grandes que son usadas en todas aquellas compañías o empresas que necesitan almacenar una enorme cantidad de datos, tenemos que decir que estas si tienen un costo más elevado, principalmente este suele cambiar dependiendo del tamaño que estas tienen.

Sin embargo, sin importar que un tipo de cintas sea más costo que las otras, lo cierto es que las cintas magnéticas en general son la alternativa más económica entre toda la competencia del mercado.

De fácil manejo

Otro punto a destacar entre las ventajas es la facilidad con la que se pueden manejar las cintas magnéticas, pues se pueden movilizar fácil y rápidamente. Las cintas de alrededor de 10 pulgadas pesan cerca de unos 1.300 G, y estas van aumentando su peso según el tamaño. Inclusive las que cuentan con una gran cantidad de pulgadas aún siguen manteniendo un peso que puede ser manejado por una sola persona sin mucho esfuerzo.

Lógicamente hay algunas que pesan mucho más, como puede ser el caso de aquellas que miden 28.000 pulgadas, que poseen un peso casi exagerado, pero solamente son utilizadas por grandes compañías donde requieran almacenar cantidades enormes de información. Y para una persona común, lo lógico sería utilizar una cinta magnética de 20 pulgadas como máximo, y no debería tener inconvenientes en poder mover 2 y medio por su cuenta.

Continúa evaluación

Para todos aquellos que quieran comprar una cinta magnética, es fácil decir que tienen garantizado una herramienta que irá evolucionando con el pasar de los años, pues continuamente se le dan nuevos usos o incluso salen versiones más modernas de estas cintas.

Estas herramientas ha conseguido mantenerse en el mercado durante mucho tiempo, además los seres humanos hemos logrado evolucionar para adaptarlas en nuevas tecnologías y por ahora no existen indicios de que estas vayan a desaparecer. Por ese motivo, tenemos casi asegurado que las cintas magnéticas más modernas van a seguir mejorándose y cada vez vamos a tener acceso a una más avanzada.

Sus desventajas

Al igual que muchas otras herramientas tecnológicas, esta también tiene su parte mala, pues las cintas magnéticas pueden presentar ciertos problemas que no están en las otras alternativas del mercado actual. Por eso es importante conocer las desventajas de usar estas cintas, las cuales vamos a detallar a continuación.

Vulnerables ante el polvo y las partículas externas en general

Las cintas magnéticas son algo realmente delicado, pues en caso de que alguna de estas se llene de una alta cantidad de polvo esto podría generar un fallo en la lectura de la información que está almacenada en la cinta o incluso pueden presentar un error en el proceso de almacenamiento de datos.

A pesar de que este tipo de cintas por lo general se encuentran en una zona cerrada y de difícil acceso para residuos externos, es posible que las partículas consigan atravesar de cierta manera la protección y logren interferir con el funcionamiento de las cintas magnéticas.

Falta de acceso directo a los datos almacenados

La función de las cintas magnéticas se lleva a cabo de manera secuencial, estas se encargan de suministrar información en formatos de “lotes”. A pesar de que esto ayuda a que los archivos no se hagan corruptos con tanta facilidad y ayuda a mantener una mejor organización en los datos, lo cierto es que trabajar de esta manera, por lotes, genera una gran desventaja, y es necesario revisar la cinta por completo.

Si queremos verificar una zona en específico de la cinta magnética no será algo posible, entonces se deberá procesar y leer todos y cada uno de los datos que estén almacenados dentro de la cinta para poder actualizar algún registro, pues estos son procesados por lotes completos y se pueden segmentar.

Es por estos motivos, que si necesitamos almacenar cualquier archivo importante además de tener que verificarlo o cambiarlo frecuentemente, no es muy recomendado usar las cintas magnéticas.

Pero si aun así, se opta por utilizarlas, hay que estar preparados para invertir una buena cantidad de tiempo para montar y desmontar las cintas, lo que implica que nuestra máquina va a tener que realizar una lectura de los registros por un buen tiempo, y hasta inclusive por horas en los casos donde se trabaja con cintas muy grandes.

Problemas con la temperatura

Estas cintas también pueden presentar fallas sin son expuestas a temperaturas que sobrepasen sus capacidades. Pueden surgir problemas si son sometidas a un calor muy alto, en ciertas ocasiones incluso se derrite un poco el material con el cual la cinta magnética fue elaborada. Aunque el daño no es inmediato, ciertamente en algún caso donde se mantenga un sobrecalentamiento por un tiempo esto podría generar el problema a largo plazo.

Si nos vamos al caso opuesto, en aquellos climas que son demasiado húmedos también se pueden generar problemas. Ya que la humedad puede generar oxidación a largo plazo en algunas zonas de las cintas magnéticas, lo que hará que estas dejen de funcionar perdiendo su propiedad de magnetismo.

Debido a estas fallas, las cintas magnéticas suelen tener un envase que regula un poco su temperatura y unas etiquetas que sirven como protección contra el polvo y otras partículas potencialmente dañinas. Por ese motivo, estás deben ser tratadas con sumo cuidado y controladas con precaución, para que evitemos borrar un archivo importante por culpa de estos problemas.

Usos

Actualmente las cintas magnéticas se han hecho presente en una gran multitud de áreas en las cuales ha destacado por su alta capacidad de almacenar información de forma masiva. Debido a la gran cantidad de datos que se pueden resguardar en estas, se han convertido en una de las herramientas más usadas, siempre y cuando la rapidez para acceder a la información no sea su punto fuerte.

Un claro ejemplo que nos podemos encontrar hoy en día son los enormes cartuchos que podemos ver en aquellas bibliotecas con enormes registros o las grandes oficinas públicas, donde se enfocan en el almacenamiento de datos por un largo tiempo. Son seleccionados ya que habitualmente aquí no se necesita modificar los registros de manera tan frecuente y pueden guardar una enorme cantidad de información en las cintas magnéticas de forma segura.

Aparte de esto, otro de los motivos por lo cual son escogidas por encima de otras opciones es porque son una de las alternativas más ecológicas que se pueden encontrar, esto se debe a que los materiales energéticos necesarios para elaborar una cinta magnética son mínimos.

A diferencia de lo que parece, estas cintas magnéticas no pueden sobresalir de sus casetes, por su sistema de trabajo secuencial, convirtiéndolo en un sistema de almacenamiento seguro siempre y cuando se maneje con sumo cuidado.

Para este caso podemos mencionar el ejemplo más conocido actualmente, donde casi todos los discos duros poseen cintas magnéticas que funcionan como un respaldo de todo su contenido.

Y si queremos llevar esto una escala mayor, las cintas magnéticas son utilizadas a la hora de guardar una cantidad gigante de archivos, los cuales se revisaran por completo.

Tipos de cintas magnéticas

Hasta la fecha estas cintas han conseguido avanzar y desempeñarse de forma correcta en casi cualquier campo especializado en el almacenamiento, esto se hizo posible gracias a sus diversos tipos que consiguieron especializarse casi en cualquier sitio.

Cada uno de estos tipos cuenta con ciertas características que lo ayudan a destacar en su área, como pueden ser sus propias medidas físicas, la construcción química que han usado para elaborarlas o los diferentes formatos de grabación que manejan, logrando grabar casi cualquier archivo.

Todos los tipos están diseñados para especializarse en una tarea específica, y cuentan con unos formatos de cintas que nombraremos a continuación:

DLT

Por sus siglas se refiere a “Digital Linear Tape”, estas son dedicadas especialmente al guardado de información digitalizada. El campo que más ha usado este tipo de cintas es el de los “Backuo” La empresa responsable de crear una cinta magnética de este tipo fue DEC, que logró crear la primera en el año 1984.

Con el pasar del tiempo se crearon diferentes variantes o varias generaciones, con la finalidad de buscar una cinta magnética que tuviera mejores capacidades. Las variantes de estas son muchas, donde destaca el tipo SDLT sobre las demás existentes:

Generaciones de DLT

Podemos nombrar las siguientes generaciones:

  • TK50/Tz30
  • TK70
  • THZ02/DLT600/Tx86
  • SDLT 220
  • DLT-S4

DDS

Por sus siglas “Digital Dara Storage”, es un modelo que creó un derivado al mismo tiempo, lo que significa que es el único tipo de cinta que posee 2 tipos englobados en uno. Este formato derivado pero sin tanta fama fue reconocido como DAT (Digital Audio Tape).

Estos salieron al mercado en el año 1989, desde la empresa SONY en conjunto con Hewleet-Packard, elaborando un formato de almacenamiento para los datos utilizando cartuchos de cintas magnéticas del DAT.

El tamaño promedio de una de estas cintas DDS es de alrededor de 4mm. Sin embargo, esto significó un cambio drástico, debido a que durante la creación de los primeros modelos estos era de alrededor de 60 a 90 metros. Pero gracias a los avances tecnológicos se consiguió incrementar de forma tan descomunal el tamaño, pues pudieron implementar otros materiales para su elaboración.

Generaciones de DSS

Entre las generaciones de estas cintas nos encontramos con las siguientes:

  • DDS-1
  • DDS-2
  • DDS-3
  • DDS-4
  • DAt 72
  • DAT 320

SLR

Las Cintas magnéticas con menos impacto fueron las SLR (Scalable Linear Recording). Su lanzamiento fue gracias a la empresa Tandberg Data por la línea de unidades de cintas magnéticas que tenían para su QIC. Aún las características de estas cintas un fueron malas, no pudieron lograr mejorarlas con el avance del tiempo, lo que impidió que pudieran competir con las demás.

Su especialidad era almacenar grandes cantidades de datos, aunque para la época esas cantidades eran muy grandes, hoy en día una memoria USB puede soportar la misma capacidad sin ningún problema, por lo que actualmente estas cintas casi no se utilizan.

En su momento, los casetes de audio fueron un invento innovador para todo el mundo, estos tuvieron sus años dorados y vinieron en una variedad muy interesante:

Si quieres ver temas similares ve a nuestra web y conoce más

Conozca qué es MBR.

Descubra todo sobre los periféricos de salida.

(Visited 681 times, 3 visits today)

Deja un comentario